Polos Divertidos.

¡Que calor hace hoy!


      Para los días calurosos como hoy no hay nada mejor que combatirlo con unos polos de hielo bien fresquitos. Son super fáciles de hacer, refrescan y encima a los niños les encanta tanto elaborarlos como comerlos. En mi niñez recuerdo esas largas tardes de verano en las que impaciente esperaba a que se congelaran los politos de refresco que hacía con mi madre en la hielera. Sin embargo eran tan pequeños que no duraban un asalto. 

    Ahora tenemos suerte ya que tienen un tamaño ideal y vienen perfectamente dispuestos para cogerlos cómodamente. Se pueden preparar de lo que se nos ocurra, no hay nada mejor que investigar para ver cuales son los que más nos gustan. También podemos pedirle opinión a nuestros niños, pues seguro que tienen unas ideas estupendas y enseguida se apuntarán para ayudar. Pasaremos un ratito muy divertido con ellos. 

En esta ocasión me he decidido a elaborarlos de dos sabores distintos ya que en mi polera vienen para hacer 6 polos.


Esta polera la podéis conseguir en IKEA (alrededor de 2€).




Como decía, he realizado los polos de dos sabores.


    
  

        SANDÍA.





REFRESCO SIN 
GAS TROPICAL.








Por un lado he partido una sandía, la he batido un poquito y luego la he puesto tras batirla en la polera.



No ha hecho falta ni añadirle azúcar a la sandía. 

         ¡Estaba tan dulcita!

Por otro lado he cogido un refresco sin gas tropical y lo he añadido directamente a la polera. No tiene mucha ciencia pero con el resultado disfrutas muchísimo.



Ya sabéis se pueden hacer de cualquier fruta, refresco o incluso de chocolate. Son sanos, están ricos y son fáciles. Lo importante es su sencillez, pues es una actividad que los niños pueden realizar en casa sin complicaciones, y encima ¡están riquísimos!




Espero que os guste tanto como a mí. ¡Saluditos tesorines!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y escribe aquí tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...