Pedagogía Creativa, nuevo modelo de cambio



Hoy me gustaría hablaros de un concepto que tal vez no esté muy desarrollado en el ámbito educativo pero que a mí me parece que tiene una conexión relevante. 



¿Qué es la Pedagogía creativa?


Siempre hemos concebido la Pedagogía como un conocimiento teórico que se centra en la educación, y que además, no hace mucho era impensable hablar del componente creativo que tiene este conocimiento. Sin embargo, está comprobado que poco a poco hemos ido avanzando hacia un conocimiento que evoluciona más y mejor con una iniciativa creativa.








En la educación infantil es muy normal que todo el proceso de aprendizaje se base en el juego, ya que este surge de forma innata en los niños; pero además del juego, la creatividad juega un papel muy importante, pues a través de ella, los niños aprenden a expresar y controlar emociones, adquieren conocimientos, y desarrollan la motricidad. Esto ocurre en infantil y algo menos en primaria; pero cuando empezamos a hablar de etapas superiores, a partir de secundaria vemos como el componente creativo va disminuyendo hasta tal punto que desaparece.


En realidad es una pena que el propio sistema educativo en estas etapas superiores se encargue de hacerlo desaparecer para formar a estudiantes con pensamientos y características similares. 

Pero, ¿por qué hacerlo desaparecer en vez de potenciarlo? Las empresas buscan personas cualificadas, pero cada vez más necesitan de personas creativas que ayuden a generar empresas exclusivas. La originalidad es un valor que se busca, pero que desgraciadamente poco se encuentra, pues todavía la educación mira para otro lado y no se da cuenta de que la creatividad que surge de manera innata en los niños debe ser cuidada por el educador y aún más allá, potenciada por el profesor.


Por este motivo me gusta hablar de una pedagogía creativa que se desarrolle en todas las etapas del ser humano. Pedagogía creativa vista como la necesidad que tenemos todos de expresar nuestras ideas y emociones, la posibilidad de exteriorizarlas a través del arte, y la capacidad de generar ideas extraordinarias que ayuden a enriquecer nuestro entorno. Un alumno creativo no solo será un alumno brillante, también será una persona única.


La educación por sí sola es poderosa, pero si la vinculamos con el arte podría generar una combinación explosiva que sea capaz de provocar el cambio. Pienso que ambos conocimientos se necesitan y se complementan, lo que me motiva aún más a formar parte de este cambio.



"Un cambio que se base en la enseñanza del crear 
y un cambio que cree novedosas herramientas para aprender"

¿Te sumas al cambio?

Tezeida Martín

3 comentarios:

  1. ¡Qué entrada más interesante, Tezeida! Gracias por compartirla. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Y además es una suerte que la creatividad se aprenda como bien dice Ken Robinson. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Una entrada muy interesante, muchas gracias por compartir. Un beso.

    ResponderEliminar

Anímate y escribe aquí tu comentario.