Mi Juguete Ideal



Los juguetes son una herramienta muy importante para los niños. Los niños a través del juego desarrollan todas sus capacidades y aprenden a crecer jugando siendo una actividad innata que surge de manera natural. A través del juego los niños exploran y descubren el mundo por sí mismos, siendo esto una herramienta eficaz para la educación.



¿Pero que tenemos que decir frente a la identificación del niño con el juguete? 

     
No todos los niños son iguales, no todos nacen en las mismas circunstancias y no todos tienen el mismo interés por las distintas facetas de la vida. De ahí que exista diversidad de juguetes para numerosas circunstancias que son elaborados con distintos materiales.

     
Sabiendo esto, vemos como la cultura del juguete se ha convertido en un tema universal, hay miles de juguetes creados para llamar la atención del niño en todos los países y es en estas épocas navideñas cuando más se consumen juguetes. En cierta medida el juguete rápidamente se ha convertido en parte de nuestra cultura, y ya no solo satisface a los niños, sino que ahora también tiene que lograr satisfacer las expectativas del adulto.







¿Juguetes para niños? 


En este momento me llego a cuestionar si realmente el juguete tiene que ser tan sofisticado para que cubra todas las necesidades de un niño. Podemos entrar en una juguetería y ver cientos de juguetes que atraen la atención de niños y adultos, ¿pero qué hay de la funcionalidad? ¿En realidad esos juguetes tan perfectos son útiles para el juego del niño?

Tal vez este sea el motivo por el que muchos niños se cansen rápido de jugar con él, y prefieran desarrollar su imaginación con lo que queda de la caja. Puede que el juguete ya no de más de sí mismo, o que lo de todo por hecho y no invite a descubrir, explorar e imaginar otras aventuras.






¡Ten cuidado a la hora de comprar!


        "El juguete que hoy conocemos es atractivo, colorido, sonoro y hasta puede llegar a crear moda; el juguete es una bomba en manos de la publicidad; el juguete es engañoso y puede pecar de sobrenatural; el juguete crea simpatía pero no profundiza"



Por este motivo, antes de comprar un juguete para tu niño reflexiona y piensa en lo que realmente le gusta o en las capacidades que puede llegar a desarrollar. No compres a la ligera simplemente por influencias externas, investiga sobre la utilidad del juguete y piensa en lo que puede aprender tu niño con él. Por otro lado no le des importancia a la cantidad, tal vez disfrute más de lo que tú piensas con un juguete que le ofrezca múltiples posibilidades de investigación, que con varios bonitos que simplemente sirvan para decorar la habitación.



Ya sabes el potencial que tiene el juguete, por eso no lo subestimes y recuerda que no es un simple juguete, es la herramienta de aprendizaje que estará en contacto con tu niño, y tú eres quien tendrá la posibilidad de elegir lo que verdaderamente le quieres enseñar.

Tezeida Martín

1 comentario:

Anímate y escribe aquí tu comentario.